Regresiones

Con la hipnosis podemos hacer regresiones y viajar al pasado. Podemos viajar en el tren de nuestros recuerdos a experiencias que hemos vivido. Somos nuestra historia, en cada experiencia y persona con las que creamos vínculos (padres, pareja, amigos…) estamos creando nuestra personalidad a través de nuestra relación con ellos.

Los primeros años de nuestras vidas son fundamentales para instaurar nuestra personalidad que va a ser influida por el vínculo de nuestros padres. Estos vínculos van a influir en la forma de relacionarnos con los demás y con la vida y a esto le vamos a llamar apego. Desarrollaremos diferentes tipos de apegos en función de nuestras experiencias primarias con nuestros progenitores. Todo esto quedará grabado en nuestro cerebro: emociones, recuerdos, sensaciones…etc.

  • Reencontrarnos con nuestro niño interior. En hipnosis podremos regresar a esas vivencias que nos marcaron, para bien o para mal. Volver a revivir lo que pasó, pero con la consciencia de adulto para ayudar a ese niño que pudo quedarse anclado en el dolor del pasado.
  • Reencontrarnos con los seres queridos que se marcharon: También podremos reencontrarnos con esos seres queridos que ya se marcharon y que aún viven en nosotros, podremos decirle eso que nos faltó decirle, sanando duelos no resueltos.

El inconsciente no entiende de presente, pasado o futuro, no diferencia entre realidad o imaginación y todo lo que vivamos en hipnosis se nos hará real y vívido hasta el punto de sanar esos conflictos emocionales internos del pasado a través de las regresiones.

Al fin y al cabo, con las regresiones en hipnosis podremos liberar nuestras partes más infantiles que se quedaron ancladas en el dolor del pasado, permitir que descansen para ser acogidas por un yo adulto consciente y empoderado que se responsabiliza de sus propios actos y sus propias consecuencias en el presente.

Estas son las principales llaves de sanación en psicoterapia donde la relación terapéutica de confianza y afecto son el principal espacio de compartir para la sanación unido a herramientas como la hipnosis.

Preguntas Frecuentes sobre la hipnosis

¿ME QUEDARÉ DORMIDO Y NO ME ACORDARÉ DE NADA DE LO QUE HE VIVIDO?

En la hipnosis no se pierde la consciencia, solo se modifica. Nuestra mente consciente se relaja y aprende de la experiencia de la mente inconsciente. Se está en un estado de consciencia entre el sueño y la vigilia. Por tanto, la persona se acuerda de todo lo que ha vivido en ese estado modificado de conciencia.

¿QUÉ SE SIENTE CUANDO SE ESTÁ EN UN ESTADO HIPNÓTICO?

Lo que se suele sentir es mucha paz y tranquilidad. Es un estado en donde nada ni nadie te molesta y se pueden sentir sensaciones corporales y emocionales agradables, nos encontraríamos en un estado intermedio entre la vigilia y el sueño.

¿EN HIPNOSIS SE PUEDE LLEGAR A DECIR O HACER ALGO QUE UNO NO QUIERA?

No, se está consciente de todo lo que pasa y no harías nada ni dirías nada que no harías en estado totalmente despierto.

¿PUEDO NO DESPERTARME DEL ESTADO HIPNÓTICO?

Eso es imposible, despertarás muy relajado y a gusto.

¿MIS PROBLEMA SE SOLUCIONARÁN AL COMPLETO CON LA HIPNOSIS?

La hipnosis es resolutiva en el 80% de los casos, pero lo más importante es la seguridad de que la persona hipnotizada quiera cambiar sus hábitos definitivamente.

¿Hablamos?

¡Libérate del dolor del pasado y empodérate con la potencia de la hipnosis!

Llámame, manda un Whatsapp o rellena el siguiente formulario, nos pondremos en contacto contigo lo antes posible ¡Gracias por tu confianza!

 

Enviar

Sesión de 90 minutos

Sesión individual y personalizada

Acompañamiento psicológico tras sesión